sábado, 13 de agosto de 2011

Historia de los Mundiales: España (1982)

Máximo Goleador: Paolo Rossi (Italia) 6 goles
Sedes: La Coruña, Vigo, Gijón, Oviedo, Bilbao, Zaragoza, Barcelona (Nou Camp y Sarriá), Valencia, Alicante, Elche, Málaga, Sevilla (Pizjuán y Villamarín), Valladolid y Madrid (Bernabéu y Calderón)
Número de goles (Media por partidos): 146 goles (2’8)
Asistencia: 2.109.723 (promedio de 40.571)
Número de partidos: 52

Participantes: 24
(África, 2) Argelia, Camerún      (Asia, 1) Kuwait       (Oceanía, 1) Australia
(América, 6) Brasil, Argentina, Chile, Perú, El Salvador y Honduras
(Europa, 14) Austria, Bélgica, Checoslovaquia, Escocia, España, Francia, Hungría, Inglaterra, Irlanda del Norte, Italia, Polonia, RFA, URSS y Yugoslavia.

Final: 11-Julio-1982. Estadio Santiago Bernabéu, Madrid. Italia 3-1 RFA (0-0 al descanso)

España tuvo el honor de ser anfitrión de una Copa del Mundo pero ni la organización ni la selección estuvieron a la altura exigida. La RFEF presentó como novedad muchas sedes, concebidas como dobles, por cercanía geográfica: Coruña-Vigo, Gijón-Oviedo….

Havelange, presidente de la FIFA, devolvió el apoyo recibido por parte de las naciones asiáticas y africanas a su candidatura, por lo que el campeonato pasaba de 16 a 24 participantes, dando más opciones a dichos continentes.

Balón y mascota
Adidas no varió el balón para este campeonato, volvía a ser el "Tango", rebautizado como Tango España y la mascota fue el simpático “Naranjito”

Adidas Tango España 1982

Naranjito, mascota de España 1982

Primera fase: Formada por seis grupos con seis países en cada cuadro.

  • Las selecciones clasificadas fueron Polonia e Italia en un grupo rácano con una sola victoria de los seis encuentros disputados. Italia pasaba sin ganar ningún partido.
  • La R.F.A y Austria en el segundo, dejando fuera a la Argelia de Madjer (que daría una Copa de Europa al Oporto en 1987 marcando de tacón en la final). Los africanos se iban de manera cruel, ganaron su último partido y quedaba por jugarse el RFA-Austria en Gijón, donde con una victoria por lado germano por 1-0 podía valer a ambos países centroeuropeos para clasificarse, y así fue.

    El Molinón y sus espectadores fueron testigos de dos equipos que no querían jugar al fútbol, se les despidió con un “que se besen”. A partir de entonces, la FIFA decidió que se jugarían los últimos partidos de grupos a la vez, para evitar especulaciones.
  • En el tercer grupo, Bélgica y Argentina pasaban de ronda y Hungría lograba la máxima goleada de los Mundiales (10-1 a El Salvador).
  • El grupo cuarto, Inglaterra y Francia eran los países clasificados de ronda, quedaban eliminadas Checoslovaquia, con sólo 2 goles a favor, ambos a cargo de Panenka y Kuwait, que puso otro momento para la historia: Francia ganaba 3-1 a Kuwait, los galos volvían a marcar pero desde la grada se había escuchado un silbato.

    El jeque Fahid, presidente de la Federación, bajó al campo e instó para que el gol fuera anulado, el partido estuvo parado y finalmente no se concedió el gol. Hidalgo, seleccionador francés, incrédulo pidió explicaciones, mientras la policía lo retenía para ser finalmente expulsado por el colegiado.
  • En el quinto grupo, Irlanda del Norte y España (con más ayudas que buen juego) pasaban de fase. La selección cosechaba los siguientes nefastos resultados: 
  •             -Empate ante Honduras (1-1)
                -Derrota ante Irlanda del Norte (0-1) 
                -Victoria, con repetición de penalti incluida, ante Yugoslavia (2-1). 
Norman Whiteside (Irlanda del Norte) se convirtió en el jugador más joven en disputar un Mundial, 17 años y 41 días.

Irlanda del Norte, España 1982
  • En el último grupo, el sexto, Brasil y la U.R.S.S. fueron las selecciones clasificadas para la siguiente ronda de este extraño formato sin cuartos de final, que sólo se puso en práctica en esta edición.
Segunda fase: Los doce países clasificados se encuadraron en cuatro grupos de tres selecciones, un extraño sistema que no se volvió a producir, con cuatro sedes distintas. Los inesperados cruces hicieron que en Barcelona se jugara en el Camp Nou los partidos del grupo de Polonia, URSS y Bélgica (con escasa asistencia) y en cambio en Sarriá, antiguo campo del RCD Espanyol, los del grupo de Argentina, Italia y Brasil (con el campo abarrotado).
  • Polonia se clasificaba a los mandos de Lato y un Boniek estelar, años después compartiría camiseta y buen fútbol con Platini en la Juventus.
  • Ni Kempes ni Maradona, el cual resultó expulsado contra Brasil fruto de la impotencia, evitaban que Argentina no ganara ningún encuentro de los dos que disputó en esta fase. Por lo que el pase a la siguiente ronda quedaba en manos de Brasil e Italia, quienes se jugaron sus cartas en un fantástico partido donde a los transalpinos solo los valía el triunfo. Brasil con Sócrates, Falcao, Junior, Eder y Zico había recuperado la samba en su juego e Italia había ido de menos a más en el torneo.

    El delantero transalpino Rossi, apareció en esta segunda parte del Mundial -había estado ausente dos años de los campos de fútbol debido a una sanción al verse implicado en un escándalo de apuestas deportivas- e Italia se impuso a Brasil (3-2) con hat-trick de Paolo Rossi. La 'canarinha' dejaba la Copa como uno de los mejores combinados de la historia, eso sí, sin el premio del título, como le había ocurrido a los Países Bajos en el 74 o a Hungría en el 54.
  • La R.F.A. se clasificaba en el grupo del Bernabéu superando a Inglaterra y España (quién al menos consiguió un honroso empató ante los ingleses). La selección llegó presionada a un campeonato en el que era anfitrión. Además, días antes del inicio del torneo se realizó una concentración en la alta montaña, que fue contraproducente para un equipo que iba a disputar sus partidos a nivel del mar.
  • Mientras en el del Calderón, Francia quedaba líder, sin muchos problemas, ante Austria e Irlanda del Norte. Los galos tenían por fin un equipo competitivo y con liderazgo en el que destacaba Platini, escoltado por Giresse, Tigana y Genghini, el denominado 'cuadrado mágico' de la medular al que se añadían otras notables piezas como Battiston, Bossis, Six, Rocheteau o Amoros.
Semifinales: Polonia-Italia (0-2) Rossi seguía sumando goles, tras su sequía en los primeros choques. El doblete conseguido por el ariete en Barcelona definía su forma de jugar. El primero, resolviendo con clase un centro al área y el segundo con un remate de cabeza para sellar el pasaporte a la gran final.

Francia y la RFA jugaban una emocionante e inolvidable semifinal en Sevilla, habiendo llegado con empate a 1-1 al final del partido, se disputó una prórroga en la que los alemanes remontaron el 3-1 que tenían en contra para empatar el choque. Los penaltis -en este Mundial se instauró las cinco penas máximas en caso de empate en semifinales y final- dieron a los germanos el pase a la final de Madrid. Este hermoso partido demuestra que los tiempos suplementarios pueden aportar buen fútbol. Un espectáculo empañado por la brutal agresión, no sancionada, del portero Schumacher a Battiston.


Final: La 'squadra azzurra' se imponía a la R.F.A. (3-1) con otra diana de Paolo Rossi, que se convirtió en el máximo goleador del campeonato. El guardameta Dino Zoff, con 40 años, recibía el trofeo de campeón de manos de SS.MM. Juan Carlos I de España. Italia era tricampeona, desde 1938 la azzurra no levantaba el trofeo. De ahí que para el recuerdo de todos quedará la imagen de Sandro Pertini olvidando el protocolo como autoridad y brincando con cada gol de los italianos.

España 1982:
  1. Italia
  2. R.F.A.
  3. Polonia
  4. Francia

6 comentarios:

  1. Este mundial fue muy especial porque el futbol era todavía un deporte luego cada vez lo fue menos y los mundiales para mi han perdido toda su gracia ahora son todo marquetin y merchandaisin.

    Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar
  2. Los Mundiales todavía tienen algo de romanticismo, por lo menos más que los JJ.OO.

    ResponderEliminar
  3. Sí pero muy poquito, ya no es lo que era, antes el fútbol tenía un sabor especial romanticismo, épica, sorpresas, ahora un partido parece un pase de modelos y un enfrentamiento entre nuevos ricos consentidos... El 82, el 86 y los anteriores mundiales tenían auténtico sabor ahora son muy superficiales, el 90 y sobre todo el 94 marcaron un cambio de tendencia.

    Gonzalo Largacha

    P.D. Este año un derbi de mucha rivalidad en segunda división Celta-Deportivo de la Coruña, ese partido hay que verlo.

    ResponderEliminar
  4. Naranjito se ha convertido en todo un icono de los ochenta, ¿Recordáis los dibujos animados de Naranjito?, el tío hasta tenía novia creo que era una mandarina.


    Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar
  5. Más que icono de los 80, es un icono atemporal. Que vendan hoy en día camisetas con el logo, así lo demuestra.

    ResponderEliminar
  6. Ojito con Ganso, es muy buenooooo!!!!!



    Gonzalo Largacha

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...